Editar el contenido

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Los principales hallazgos del proyecto GSTHR acerca de la defensa del consumidor

El proyecto Estado Mundial de la Reducción del Daño por Tabaquismo (GSTHR, por sus siglas en inglés) publica una encuesta que revela la magnitud de la defensa de los consumidores hacia los productos de nicotina más seguros, así como la necesidad de reconocer su papel en la formulación de políticas mundiales.

Una encuesta con su respectivo análisis es el producto más reciente del trabajo de Global State of Tobacco Harm Reduction, un proyecto de la agencia de salud pública del Reino Unido Knowledge•Action•Change. Siendo la primera de su tipo, esta investigación se publicó en la revista de acceso abierto de Wiley, Public Health Challenges.

Esta encuesta histórica y con alcance mundial (lea aquí el original en inglés o aquí la traducción al español) investiga el papel y las actividades de las organizaciones de consumidores que abogan por el acceso a productos de nicotina más seguros (SNP) y la reducción del daño del tabaco. Entre sus hallazgos más llamativos están que:

  • La mayoría de las organizaciones de defensa del consumidor son dirigidas por voluntarios que dejaron de fumar con éxito usando productos de nicotina más seguros.
  • Todas las organizaciones reportan actividad significativa y éxito a pesar de la falta de recursos financieros y humanos.
  • Ninguna organización afirma haber recibido fondos de las industrias tabacalera o farmacéutica. En realidad, el presupuesto que reciben estos grupos de defensa del consumidor queda totalmente eclipsado por los millones disponibles para quienes están en contra de la reducción del daño del tabaco.

La encuesta indica que hay 54 grupos activos de defensa del consumidor que trabajan en todo el mundo para crear consciencia y promover el acceso a SNP, que incluyen productos de vapeo de nicotina (cigarrillos electrónicos), snus al estilo sueco, bolsas de nicotina y productos de tabaco calentado.

La importancia de la lucha por la reducción de daños

La reducción del daño del tabaco es una intervención que puede salvar la vida de millones de personas en todo el mundo. Para aquellos que actualmente usan productos de tabaco de alto riesgo, como cigarrillos y algunos tabacos orales, ofrece la oportunidad de cambiar a una variedad de SNP que presenta menos riesgos para la salud.

Las estimaciones sobre el estado mundial de la reducción de daños del tabaco muestran que estas opciones de reducción de daños ahora están siendo utilizadas por aproximadamente 112 millones de personas en todo el mundo. Es posible que muchos consumidores de SNP desconozcan los problemas políticos, normativos y reglamentarios que rodean a estos productos, a pesar de las prohibiciones o restricciones en muchos países, pero en los últimos 15 años se ha visto el surgimiento de pequeñas organizaciones de defensa de base, creadas y dirigidas por consumidores de nicotina. La mayoría (36) se establecieron desde 2016.

Detalles de las organizaciones

La investigación, basada en una encuesta detallada, encontró que casi todas las organizaciones (42) estaban operadas en su totalidad por voluntarios, la mayoría de los cuales habían dejado de fumar con éxito con la ayuda de SNP.

Solo siete de los grupos tenían personal contratado o remunerado (13 personas en todo el mundo) y durante el último año completo la financiación total para todas las organizaciones encuestadas ascendió a solo 309.810 dólares. Esto contrasta con los millones de dólares gastados en campañas por parte de actores como Bloomberg Philanthropies, que buscan limitar el acceso a SNP como los productos de vapeo de nicotina. El documento también señala que ninguna de las organizaciones de defensa del consumidor informó haber recibido financiamiento de compañías tabacaleras o farmacéuticas.

Muchas de estas organizaciones eran miembros de cuatro organizaciones regionales que coordinan el trabajo en sus zonas: América Latina (ARDT Iberoamérica), África (CASA), Europa (ETHRA) y Asia-Pacífico (CAPHRA). Sin embargo, esta investigación encontró que, incluso con el apoyo de estos organismos más grandes, las organizaciones de defensa del consumidor son potencialmente frágiles y concluyó que los grupos deben pasar de una fase inicial de puesta en marcha a una posición en la que cuenten con mejores recursos.

A pesar de la precariedad de su existencia, todas las organizaciones reportaron tener actividad significativa y éxitos en la promoción de la reducción del daño del tabaco como una estrategia de salud pública a través de la difusión de información, la participación en los medios y las contribuciones al desarrollo de políticas públicas.

¿Qué dicen los autores de la investigación?

El autor principal es Tomasz Jerzyński, científico de datos del proyecto Global State of Tobacco Harm Reduction. Según él, “esta encuesta ofreció una oportunidad única para mapear estas organizaciones de defensa por primera vez y brindar información valiosa sobre cómo están operando en todo el mundo. La sostenibilidad de estas organizaciones es una de las principales preocupaciones que ha surgido de los datos. Todos estos grupos enfrentan desafíos debido a su pequeño número de trabajadores principales y su dependencia de los voluntarios”.

Otro de los autores, el profesor Gerry Stimson, director de K•A•C y profesor emérito del Imperial College London, dijo: “Este documento demuestra claramente el gran desequilibrio en los recursos disponibles para las organizaciones de consumidores que abogan por el acceso a servicios y productos de nicotina más seguros y los que se oponen a la reducción del daño del tabaco, sesgando injustamente el debate. También destaca por qué los grupos de consumidores deben ser reconocidos como partes interesadas legítimas en la esfera política. Estas organizaciones han sido creadas y están dirigidas por personas que han optado por mejorar su propia salud cambiando a SNP, personas que tienen una experiencia significativa para ofrecer y cuyas vidas se ven directamente afectadas por la formulación de políticas en esta área. Por lo tanto, las opiniones de los consumidores de productos de nicotina más seguros deben ser fundamentales para el desarrollo, la elaboración y la implementación de políticas de salud en el futuro, incluso en la próxima reunión de la COP de la Convención Marco para el Control del Tabaco este noviembre en Panamá”.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a [email protected].

La entrada Los principales hallazgos del proyecto GSTHR acerca de la defensa del consumidor se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones