Editar el contenido

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Dejar de fumar durante el embarazo: ¿qué dice la ciencia?

Con la preocupación sobre las dificultades de abandonar el tabaco durante el embarazo, los cigarrillos electrónicos han surgido como una alternativa a la terapia de reemplazo de nicotina para las futuras madres que luchan por dejar de fumar. ¿Son realmente una opción más efectiva y segura?

Los efectos perjudiciales de fumar durante el embarazo están bien documentados, con riesgos que incluyen nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y otros resultados adversos al nacimiento. Por ello, ayudar a las embarazadas a dejar de fumar debe ser una prioridad tanto para la ciencia como para las políticas públicas. En un trabajo titulado «Ayudar a las fumadoras embarazadas a dejar de fumar: un ensayo controlado aleatorio multicéntrico de cigarrillos electrónicos versus terapia de reemplazo de nicotina«, un grupo de investigadores liderados por Dunja Przulj, Francesca Pesola y nombres de peso como Peter Hajek y Linda Bauld, compararon la eficacia y seguridad de los cigarrillos electrónicos y la terapia de reemplazo de nicotina (TRN) para dejar de fumar durante el embarazo.

El ensayo es uno de los más completos hasta la fecha e incluyó una gran muestra de mujeres embarazadas fumadoras que buscaban apoyo para dejar de fumar. Los resultados, aunque prometedores, ofrecen una perspectiva matizada sobre el valor de los cigarrillos electrónicos para ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de fumar.

Detalles del estudio

Las participantes se dividieron en dos grupos: aquellas que recibieron cigarrillos electrónicos y aquellas que recibieron TRN. Fueron seguidas durante sus embarazos y evaluadas en cuanto a la cesación del tabaquismo y los resultados del nacimiento. Los resultados mostraron que las mujeres del grupo de cigarrillos electrónicos tenían casi el doble de probabilidades de dejar de fumar que aquellas del grupo de TRN. Sin embargo, ambos grupos tuvieron tasas similares de resultados adversos al nacimiento.

Los autores concluyen que «los cigarrillos electrónicos no fueron significativamente más efectivos que los parches de nicotina en el análisis primario, pero cuando se tuvo en cuenta el uso de cigarrillos electrónicos en el grupo de parches de nicotina, los cigarrillos electrónico fueron casi el doble de efectivos que los parches en todos los resultados de abstinencia. En fumadoras embarazadas que buscan ayuda, en comparación con los parches de nicotina, los cigarrillos son probablemente más efectivos, no plantean más riesgos para los resultados del parto evaluados en este estudio y pueden reducir la incidencia de bajo peso al nacer».

Resultados y alternativas en debate

Este hallazgo se alinea con un estudio anterior titulado «Cigarrillos electrónicos versus parches de nicotina para dejar de fumar en el embarazo: un ensayo controlado aleatorizado«, también realizado por Hajek, Przulj, Pesola y otros. Este también encontró que los cigarrillos electrónicos eran más efectivos que los parches de nicotina para dejar de fumar durante el embarazo.

En ese estudio, los investigadores llevaron a cabo un ensayo controlado aleatorio comparando las dos intervenciones y encontraron que los cigarrillos electrónicos conducían a tasas más altas de cesación del tabaquismo entre las participantes embarazadas. De todos modos, los efectos generales siguen siendo inconclusos. «Dadas las preguntas que quedan sobre los riesgos potenciales de la nicotina en el embarazo, es preferible dejar de fumar sin ayudas que contengan nicotina que cambiar a dichos productos. Solo cuando la elección es entre usar productos de nicotina como NRT o cigarrillos electrónicos o continuar fumando, el uso de NRT o cigarrillos electrónicos sería la opción recomendada», comentan los autores.

Por todo lo anterior, la cuestión de cuándo dejar de fumar durante el embarazo sigue siendo una preocupación para muchas futuras madres. La investigación de Jahla Osborne y Beth  Bailey, publicada en Birth Defects Research, encontró vínculos entre la cantidad de tabaquismo específica del trimestre, el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer. El estudio, titulado «¿Importa cuándo deje de fumar? ¿Podría simplemente reducir un poco? Relaciones entre la cantidad de tabaquismo específica del trimestre, el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer«, destacó la necesidad de intervenciones adaptadas dirigidas a diferentes etapas del embarazo y los potenciales beneficios de reducir el consumo de tabaco, incluso si no se logra una cesación completa.

Este último estudio examinó la relación entre fumar durante el embarazo, el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer. En el estudio utilizaron datos de 3 años de nacimientos registrados en Tennessee, que incluyen información estándar de los certificados de nacimiento.

Los resultados mostraron que de 241,616 mujeres (el 15,7 %) fumaba al concebir. Aquellas que dejaron de fumar en el primer trimestre del embarazo aún tenían más probabilidades de tener bebés con bajo peso al nacer y nacimientos prematuros en comparación con las no fumadoras, especialmente si fumaban más de 10 cigarrillos al día. Quienes fumaron hasta el segundo trimestre pero dejaron de fumar antes del tercero también tuvieron mayores tasas de bebés con bajo peso al nacer y nacimientos prematuros en comparación con las que no fumaban en absoluto y las que solo fumaron en el primer trimestre. Aquellas que fumaron hasta el momento del parto tuvieron casi el triple de probabilidades de tener un bebé con bajo peso al nacer y más del doble de probabilidades de un parto prematuro.

En resumen, cualquier nivel de tabaquismo después del primer trimestre aumentó significativamente las posibilidades de resultados pobres en comparación con no fumar o solo fumar en el primer trimestre. Los hallazgos sugieren que, para evitar el bajo peso al nacer o el parto prematuro, se debería aconsejar a las mujeres embarazadas que fuman que es importante dejar de fumar por completo antes de que termine el primer trimestre. Además, continuar fumando incluso menos de 5 cigarrillos al día después de ese punto aumenta sustancialmente el riesgo de resultados adversos.

Apoyo e información clara, precisa y sin prejuicios

Con todos estos resultados en juicio, los cigarrillos electrónicos como una alternativa a la TRN han generado intensos debates entre profesionales de la salud e investigadores. El Smoking in Pregnancy Challenge Group, en colaboración con el Instituto de Salud Global de la Universidad de Ginebra, publicó un informe sobre el uso de cigarrillos electrónicos durante el embarazo. El informe, disponible en un PDF ya archivado compartimos abajo, subraya el potencial de los cigarrillos electrónicos como herramienta para dejar de fumar, al tiempo que reconoce la limitada base de evidencia.

Katarzyna Campbell y sus colegas investigaron cómo las mujeres embarazadas que fuman toman decisiones sobre el uso de terapia de reemplazo de nicotina (NRT) y cigarrillos electrónicos para dejar de fumar. Recopilaron y analizaron información de 21 estudios diferentes, de los cuales 15 se centraron en NRT, 3 en cigarrillos electrónicos y 3 en ambos.

Los estudios analizados se llevaron a cabo en países de ingresos altos y se encontraron varios temas comunes. Entre ellos se identificaron tres temas clave que influyen en la decisión de las mujeres de usar NRT o cigarrillos electrónicos durante el embarazo:

  • Proteger al bebé: Las mujeres que utilizan NRT o cigarrillos electrónicos a menudo lo hacen porque quieren proteger a sus bebés en gestación de los daños causados por el tabaco. Sienten que estos productos son menos perjudiciales que fumar.
  • Consejo de profesionales de la salud: Las mujeres consideran el consejo de los profesionales de la salud al decidir si usar NRT o cigarrillos electrónicos. Si los profesionales les explican que estos productos son más seguros que fumar y les dicen que está bien usarlos durante el embarazo, las mujeres se sienten más seguras al hacerlo. Por otro lado, si se les dice que son igual o más peligrosos que fumar y que no deben usarlos durante el embarazo, se sienten menos seguras al usarlos.
  • Experiencias previas: Las experiencias pasadas con NRT influyen en la disposición de las mujeres a usar este método durante el embarazo. Aquellas que tuvieron buenas experiencias previas con NRT se sienten más seguras al usarlo nuevamente. Sin embargo, las que tuvieron malas experiencias son más reacias a usarlo.

El estudio también señaló que los mensajes consistentes de los profesionales de la salud, basados en evidencia de alta calidad y que expliquen claramente la seguridad de las NRT y los cigarrillos electrónicos en comparación con fumar durante el embarazo, podrían ayudar a que las mujeres los usen de manera más adecuada y según las recomendaciones. Esto podría mejorar su actitud hacia estos productos, aumentar su disposición a usarlos en su intento de dejar de fumar y, en última instancia, alentarlas a mantenerse libres de humo durante el embarazo.

En general, el estudio muestra que el apoyo y la información clara de los profesionales de la salud pueden influir en las decisiones de las mujeres embarazadas sobre el uso de NRT y cigarrillos electrónicos, así como en su capacidad para dejar de fumar y mantenerse libres de humo durante el embarazo.

Un enfoque individualizado y equilibrado

Varios aspectos importantes surgen de todos estos estudios e informes. En primer lugar, es necesario obtener evidencia más sólida sobre la seguridad y eficacia de los cigarrillos electrónicos en el embarazo. Como con cualquier intervención, los riesgos y beneficios deben ser cuidadosamente considerados. En segundo lugar, se necesitan intervenciones adaptadas que aborden etapas específicas del embarazo y hábitos individuales de tabaquismo. Por último, es crucial considerar las necesidades y preferencias individuales de las fumadoras embarazadas al ofrecer apoyo.

Es esencial reconocer que, aunque los cigarrillos electrónicos pueden ofrecer una alternativa prometedora y mucho más eficaz a la TRN para las fumadoras embarazadas que buscan dejar de fumar, no están exentos de riesgos. A medida que crece la base de evidencia, es crucial un enfoque equilibrado que considere las necesidades específicas de las futuras madres.

A medida que continúa la búsqueda de intervenciones efectivas, es importante reconocer que ayudar a las mujeres embarazadas a dejar de fumar es un desafío complejo y multifacético. Un enfoque matizado e individualizado, informado por la última evidencia, será clave para apoyar a las futuras madres en su viaje hacia una vida sin tabaco.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a [email protected].

La entrada Dejar de fumar durante el embarazo: ¿qué dice la ciencia? se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones