El mayor estudio sobre vaporizadores recomienda su uso para dejar de fumar
28 enero, 2018
Declaración de la ACS sobre los cigarrillos electrónicos
24 marzo, 2018

¿se fuma un Vaporizador?

La pregunta del millón, ¿se fuma un vaporizador? Esa es una pregunta muy interesante, y una que mucha gente se está preguntando hace ya bastantes días. Hace algunos años, los “vapes” (su denominación anglosajona, en español la traducción seria vaporizadores) o los comúnmente y mal llamados cigarrillos electrónicos eran objetos raros, y la mayoría de la gente nunca había oído hablar de ellos. Ahora la palabra ” vape ” está en el Diccionario de Ingles de Oxford  y es un tema que ha empezado a tomar popularidad en los periódicos, las redes sociales e incluso en la televisión.Pero, ¿Se fuma un vape?¿O será que la pregunta equivocada?

Se llama Vaping por una razón …

Vaping  se denomina al acto  que te puede ayudar a remplazar la  actividad de fumar, esto con un dispositivo moderno que puede generar una nube impresionante, pero no de humo. El humo es lo que obtienes cuando quemas algo, cuando hay combustión, pero en un vaporizador no se quema nada. En cambio, lo que sucede es que el líquido que el dispositivo contiene se evapora y se convierte en una nube de diminutas gotitas; eso es lo que realmente se inhala.

Aunque la gente que no conoce el funcionamiento de un vaporizador suele hablar sobre “fumar” cigarrillos electrónicos, a las personas que realmente los usan no les gusta que se use esa palabra. Es inexacto, y por supuesto la mayoría de los vapers (usuarios de los vaporizadores personales) han logrado reducir o en la mayoría de los casos dejado de fumar por completo gracias a este dispositivo. Vapear y fumar no son lo mismo, por lo que siempre es mejor hablar de vapear con un vaporizador y  no fumarlo .

Ahora que lo hemos resuelto las dudas y aclarado los términos, si estás interesado en probar un vaporizador para ayudarte a dejar de fumar, hay algunas cosas que es útil saber. Te invitamos a que continúes leyendo nuestra guía para “fumar” un producto de vapor de la manera correcta.

No es un cigarrillo

La mayoría de las personas que compran un vaporizador están buscando una manera de reemplazar el cigarrillo de tabaco tradicional. A menudo asumen que se usa exactamente de la misma manera, y esto puede llevar a algunas experiencias decepcionantes. De hecho, si sabes cómo usarlos, los vaporizadores pueden ser incluso más satisfactorios que sus antecesores ahumados.

Lo primero que debe tener en cuenta acerca de un vaporizador es que no es un cigarrillo.El nombre tenía sentido cuando recién aparecieron en el mercado, porque les permitía a las personas saber para qué servían, pero esto se convirtió en una pesadilla de marketing para la empresa del vapeo. Algunas personas desinformadas  y enemigos del vapeo siguen afirmando que “sigue siendo un cigarrillo”.

Bueno, ya sabemos que no lo es. Un cigarrillo es picadura de tabaco envuelta en papel, es el papel que lo distingue de un puro o habano, que es tabaco envuelto en una hoja de tabaco. Los vaporizadores NO contienen tabaco, no utilizan papel, ni tampoco generar combustión, por lo tanto NO son cigarrillos. Como puedes ver la definición de cigarrillo electrónico y la de cigarrillo tradicional no se ajustan a este tipo de producto, conceptualmente son totalmente opuestos.

Entonces ¿Que es?

Es una alternativa 95% más segura que te puede ayudar a reemplazar el cigarrillo tradicional. Piense en lo que te brinda un cigarrillo: nicotina, algo para inhalar, algo para tener en tus manos y  los rituales que realizas cuando disfrutas de un cigarrillo. Con el vaporizador puedes obtener todos estos satisfacciones pero de una manera más segura para tu salud, siempre y cuando que lo uses  correctamente.

El error mas común de los fumadores es tratar de usar su nuevo vaporizador de la misma manera que usaron un cigarrillo, y descubren que el vapor no los logra satisfacer y siguen antojados de la nicotina del cigarrillo tradicional. Si esto te suena familiar, te tenemos buenas noticias. Solo tienes que cambiar algunas cosas para poder obtener la misma experiencia satisfactoria que te generaba el tabaco.

Vapea como un profesional

El primer paso para que logres obtener la satisfacción al vapear es tener el equipo adecuado. No elijas a la hora de comprar uno de los “cigalikes” antiguos que parece un cigarrillo real; pueden tener la misma forma y tamaño del cigarrillo tradicional al cual estás acostumbrado, pero simplemente este tipo de dispositivos no son lo suficientemente potentes como para lograr  la experiencia esperada. En cambio, puedes optar por un dispositivo estilo pluma (pen) o un kit de inicio. Sin embargo, evita dispositivos muy avanzados como los tanques de dripeo (goteo), atomizadores sub-ohm o mods electrónicos avanzados; estos equipos son para vapers (vapeadores avanzados) y no para personas que quieren empezar a dejar de fumar.

El paso a seguir es obtener el liquido con el contenido correcto de nicotina. Desafortunadamente, hay una tendencia hacia el consumo de niveles muy bajos de nicotina, y aunque esto es bueno, sobre todo a con los vapeadores que ya llevan un tiempo en esto, para alguien que inicia, no lo es. Si usted es fumador, querrá un nivel de nicotina mucho más alto, para lograr satisfacer sus antojos de la misma manera que lo hace un cigarrillo. Consulta en tu tienda de vapeo cual es nivel de nicotina que más se ajusta a tu necesidad de acuerdo a tu consumo de tabaco diario. Ellos te podrán indicar cual es la cantidad adecuada que supla tu necesidad inicial de nicotina.

Cuando fumas un cigarrillo, tiendes a tomar bocanadas cortas y duras. Cuando vapeas no funciona de la misma manera; cuando empiezas a inhalar, la resistencia está empezando a alcanzar la temperatura de funcionamiento adecuada. Para lograr la experiencia esperada cambia de técnica: toma bocanadas más largas y suaves en su lugar; de esa manera le das mas tiempo a la resistencia de calentarse y de evaporar el liquido y de esta manera generar una nube de vapor adecuada.

Puede tomarte unos días acostumbrarte a vapear y dejar de lado los hábitos de fumar, pero vale la pena hacerlo. Si sigues al principio con algunos antojos de más nicotina, no te preocupes; pronto lo entenderás. La mayoría de las personas comienzan a fumar esporádicamente, así como a vapear, en la medida que vaya avanzando el tiempo  te darás cuenta de que no has encendido un cigarrillo tradicional en cuestión de días. Una vez que te acostumbras a la forma en que funciona el vaporizador, lo más probable es que ya no necesites más del tabaco.

 Tomado de: www.asovape.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *