Editar el contenido

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Reducir el daño: libro blanco aboga por una reforma en las políticas de tabaco en Francia

Presentando evidencia y demandando acción, el libro blanco de las asociaciones AIDUCE, SOVAPE, LA VAPE DU COEUR y FIVAPE ofrece una revisión exhaustiva y propuestas concretas para una política de salud pública eficaz contra los problemas asociados al tabaquismo en Francia. El tabaco mata a 75.000 personas cada año en el país, una cifra alarmante que equivale a aproximadamente 200 muertes diarias atribuibles al consumo de tabaco.

El tabaquismo sigue siendo una de las principales causas de muerte evitable en Francia, pues produce 75 mil muertes prematuras cada año, es la primera causa de mortalidad por cáncer y también la primera causa de mortalidad para los menores de 65 años. En este contexto, surge un tema que merece una revisión exhaustiva: la controversia sobre el uso del vapeo como herramienta para reducir el consumo de tabaco en el país. El recién publicado «Livre Blanc Merci La Vape 2024» proporciona una perspectiva crítica y bien fundamentada sobre la necesidad de reevaluar las políticas públicas restrictivas en torno a este producto de reducción de riesgos y daños en el país galo.

¿Por qué Francia no avanza en la lucha contra el tabaquismo?

Francia, al igual que el resto del mundo, enfrenta un desafío monumental en la lucha contra el tabaco. A pesar de décadas de políticas públicas y significativos recursos financieros invertidos, la prevalencia del tabaquismo sigue siendo alarmantemente alta en el país. En contraste, países como el Reino Unido, Nueva Zelanda y Suecia han logrado reducciones drásticas en sus tasas de tabaquismo mediante la adopción de estrategias de reducción de daños, incluyendo la promoción del uso de cigarrillos electrónicos.

Diversos estudios y revisiones, como los presentados en el «Livre Blanc», sostienen desde hace muchos años, con evidencias, que el uso del vapeo es significativamente menos dañino que fumar cigarrillos convencionales. La razón principal radica en la eliminación del proceso de combustión, responsable de la mayoría de las toxinas y carcinógenos asociados con el tabaquismo.

A pesar de la evidencia científica que respalda los beneficios del vapeo, las políticas públicas en Francia han tendido a ser restrictivas y, en muchos casos, desalentadoras. La prohibición de ciertos sabores, las limitaciones en la publicidad y los impuestos elevados son ejemplos de medidas que, en lugar de fomentar la transición del tabaco al vapeo, podrían estar obstaculizándola. Estas restricciones no solo afectan a los usuarios actuales del vapeo, sino que pueden perpetuar el uso del tabaco, especialmente entre los jóvenes y los sectores más vulnerables de la población.

Uno de los mayores retos para adoptar el vapeo como herramienta de reducción de daños es la desinformación. Según el «Livre Blanc», un tercio de la población francesa cree erróneamente que el vapeo es igual o más nocivo que fumar. Esta percepción errónea es alimentada por una cobertura mediática sensacionalista y una falta de comunicación clara y objetiva por parte de las autoridades sanitarias. La operación Merci La Vape, que contó con la participación de cerca de 100 mil ciudadanos, subraya la necesidad de una política pública basada en la evidencia y el interés general.

Recomendaciones clave

El «Livre Blanc La Vape 2024» propone una serie de recomendaciones esenciales para optimizar las políticas públicas en torno al vapeo, enfocándose en la información, accesibilidad y regulación de los productos. Estas recomendaciones buscan crear un entorno más informado, accesible y seguro para los usuarios de vaporizadores, al tiempo que se minimizan los riesgos asociados con el tabaco.Estos son sus principios:

  • Información clara y equilibrada

Una de las principales recomendaciones del libro blanco es garantizar que tanto los profesionales de la salud como el público reciban información precisa y equilibrada sobre los riesgos y beneficios del vapeo. Es crucial que las campañas informativas y educativas se basen en evidencia científica sólida, evitando los mitos y la desinformación que actualmente circulan. Esto incluye la capacitación de los profesionales de la salud para que puedan asesorar adecuadamente a sus pacientes sobre las opciones disponibles para la reducción del daño asociado al tabaco.

  • Accesibilidad y diversidad de productos

Otro aspecto fundamental es mantener una amplia gama de sabores y asegurar que los productos de vapeo sean accesibles económicamente, especialmente para las personas más desfavorecidas. La diversidad de sabores juega un papel crucial en la eficacia del vapeo como herramienta para dejar de fumar, ya que muchos usuarios encuentran en los sabores una alternativa atractiva al tabaco. Además, es vital que estos productos se mantengan a un precio razonable para no poner barreras económicas a quienes buscan dejar el tabaco a través del vapeo.

  • Regulación proporcional al riesgo

Finalmente, el libro blanco aboga por la implementación de regulaciones que distingan claramente entre productos combustibles y no combustibles, enfocando las prohibiciones y restricciones en los productos más peligrosos. Esta regulación proporcional al riesgo implica que se apliquen medidas más estrictas a los productos de tabaco tradicional, que son los más nocivos, mientras que se fomenta el uso de alternativas menos perjudiciales, como los productos de vapeo. Este enfoque permite proteger la salud pública sin desalentar a quienes buscan alternativas más seguras al tabaco.

Las recomendaciones del «Livre Blanc» están diseñadas para crear un marco regulatorio y educativo que promueva la reducción de daños, fomente el acceso equitativo a productos de vapeo y garantice una información clara y basada en la ciencia para todos los interesados. 

Según los autores, Francia tiene la oportunidad de cambiar el curso de su lucha contra el tabaco adoptando una postura más pragmática y menos prohibitiva hacia el vapeo. Al hacerlo, no solo se alinearía con las prácticas exitosas de otros países, sino que podría salvar miles de vidas al ofrecer a los fumadores una alternativa menos perjudicial. La evidencia es clara: el vapeo no es el enemigo, sino una herramienta valiosa en la lucha contra el tabaquismo.

Sobre los autores

Las asociaciones que han producido la obra, AIDUCE, SOVAPE, La Vape du Cœur y FIVAPE, desempeñan roles distintos y complementarios en la promoción y defensa del vapeo en Francia. 

AIDUCE se dedica a representar y defender a los consumidores de cigarrillos electrónicos, garantizando la diversidad, evolución y uso responsable de estos, además de colaborar con entidades nacionales e internacionales para ofrecer productos seguros. 

SOVAPE se enfoca en la promoción de la reducción de riesgos del tabaco, velando por la información, las políticas de salud pública y las publicaciones científicas. 

La Vape du Cœur, reconocida como de interés general, se dedica a reducir los riesgos del tabaco combustible ayudando a personas en situación de precariedad mediante la distribución gratuita de productos de vapeo, trabajando en colaboración con más de 200 establecimientos de salud. 

FIVAPE, la Federación Interprofesional del Vapeo, agrupa a todos los actores de la industria del vapeo en Francia, desde fabricantes hasta distribuidores, asegurando su independencia de la industria del tabaco y representando el 70 % de la actividad del sector en el país, siendo un actor principal en la salud pública y la reducción de riesgos.

El libro blanco está disponible en versión digital gratuita, en francés, aquí.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a [email protected].

La entrada Reducir el daño: libro blanco aboga por una reforma en las políticas de tabaco en Francia se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones