Edit

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Dejar el cigarrillo va más allá del vapeo

¿Cuáles son la nuevas alternativas de consumo de nicotina que le pueden ayudar a dejar de fumar? Una serie de crónicas le pueden dar algunas ideas sobre estos productos y sus posibilidades.

Ahora más que nunca, la industria del vapeo se encuentra en un punto de no retorno. Ya se puede hablar de una década de evolución no solamente tecnológica, sino social y legal, que la ubica dentro de una de las más prolíficas actualmente. La acogida de estas nuevas tecnologías para el consumo de nicotina por parte del público fumador ha desencadenado muchas y diversas reacciones políticas alrededor del mundo. Hoy somos más de 100 millones de usuarios, pero solamente 50 naciones han legalizado y regulado el vapeo.

“El vapeo salva vidas”. No me cuesta creerlo, sobre todo después de 9 años de haber renunciado al cigarrillo y la hookah o narguile, que era lo que más usaba, para usar ininterrumpidamente desde entonces cuanto dispositivo e innovación salía al mercado. Sinceramente, nunca fui un fumador crónico de cigarrillo; solía quemar 2 o máximo 3 al día, pero no todos los días. Sin embargo, en mi época de estudiante la narguile roja de dos puestos me acompañaba encendida hasta el punto final del trabajo. Toda la noche, todos los días. Fue entonces cuando empecé a gastar un empaque de picadura cada dos noches, y todos los libros que usé aún conservan las huellas dactilares impresas en carbón. 

Hice deporte y competí en ligas interuniversitarias con una forma física excepcional y bien trabajada, hasta que en 2011 empecé a sentir el peso de la combustión en mi humanidad. Casualmente, ese mismo año en un viaje a los Estados Unidos Jeremiah, un amigo de Boston que solía fumar una cajetilla diaria, me enseñó por primera vez un vaporizador que imitaba la forma de un cigarrillo convencional. Lo recargaba con un pequeño gotero plástico con etiqueta “Marlboro”, pues su sabor, de tabaco rubio, seco y amaderado, intentaba recordar el gusto del cigarrillo del vaquero.

La primera impresión que tuve del vapeo me atrajo poco. Estaba completamente seducido por la narguila y la cantidad de humo que exhalaba y me ayudaba con el ingrato oficio de la escritura. Sin embargo, el primer signo de alarma fue cuando registré una saturación de oxígeno de 87%, cuando para mi edad y estado físico debería ser mínimo de 95%. Intenté dejar la narguila entre el cajón, pero el cigarrillo apareció para reemplazarla. Recordé a Jeremiah, le escribí y le pedí detalles sobre ese aparatito que probé en el verano, pues decidí buscar mi primer cigarrillo electrónico. En Bogotá apenas se sabía que eso existía.

“Cig-a-Like” decía la cajetilla que permitía portar hasta 8 cartuchos y enroscar la batería que, al conectarse a la pared, se demoraba 10 minutos en cargar. No era un dispositivo de muy buena calidad, pero me cautivó completamente dejar de tener mal aliento, mal olor en las manos y la ropa, pero sobre todo sentir mejoría en mis carreras, saltos y lanzamientos. Después usé “eGo-T”, que recibí original para mi cumpleaños, con una tecnología similar pero con una efectividad que me terminó de convencer. Este dispositivo marcó el inicio de un camino sin humo, sin molestias físicas y, sobre todo, de un estilo de vida que me sumergió completamente en el mundo del vapeo.

Más allá de contar mi historia de cesación exitosa, la intención de estas entregas es brindarle un acercamiento a las nuevas tecnologías de consumo de nicotina disponibles, que son más seguras que el cigarrillo. Por supuesto, se sobreentiende que “cada cabeza es un mundo” y esa es la motivación para ofrecer una visión desde la experiencia, analizando cada tecnología para lograr así la descripción de un producto acorde a sus necesidades.

Estas crónicas son resultado de un recorrido de vida que me ha convertido en defensor y promotor del vapeo; es un voto de confianza a una tecnología que me ha dado seguridad y satisfacción por más de 9 años sin comprometer mi salud en general. Es un acercamiento desde la experiencia para que usted tome la decisión final de qué dispositivo se adecúa mejor a su gusto y necesidad.

¿Tiene una historia propia o de un conocido que haya intentado dejar de fumar?


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Dejar el cigarrillo va más allá del vapeo se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones