Edit

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Reducción del daño del tabaco: aquí para quedarse

El pasado 18 de junio se cerró el Foro Global sobre Nicotina con el lema «Reducción de daños del tabaco: aquí para quedarse». En la plenaria se retomaron varios puntos de los paneles anteriores que fueron analizados por importantes voces del mundo de la reducción de daños. La discusión giró en torno a las falencias sociopolíticas, la persecución, la desinformación y la pobre participación de los usuarios y fumadores en las decisiones políticas. 

Video traducido al español – Si desea profundizar en las ideas expuestas en el panel, puede hacerlo a través de este video.

La reducción de daños por consumo de tabaco ha enfrentado grandes obstáculos provenientes de diferentes niveles sociopolíticos que, aliados con la desinformación, han buscado causar pánico para demeritar los beneficios de este método de lucha contra el tabaquismo.

En este panel de cierre del Foro Global sobre Nicotina (GFN), el anfitrión David MacKintosh, quien cuenta con más de 20 años de experiencia trabajando en políticas de alcohol y drogas, que incluye trabajar en la UK Cabinet Office (UKADCU), liderar el London Drug and Alcohol Policy Forum (LDAPF) y brindar asesoramiento especializado a la Greater London Authority, inauguró la charla final con una breve introducción de los panelistas y un guiño a la coyuntura sociopolítica de los productos de riesgo reducido para el consumo de nicotina.

La guerra contra la reducción de daños

El Dr. Konstantinos Farsalinos, médico e investigador principal de la Universidad de Patras y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de West Attica en Grecia, recuerda un caso europeo: “en España, por un año destruyeron el mercado de los cigarrillos electrónicos basados en la falacia de que estos causaban la liponeumonía, que es una inflamación causada por los lípidos, pero si le preguntas a estudiantes de química, sin mucho conocimiento, van a saber que el glicerol es un alcohol, así que esto no podría causar una liponeumonía. Pero esto funcionó perfecto, destruyó el mercado”, lo que ha llevado a una política de miedo que busca destruir el camino de la reducción de daños.

Farsalinos es experto en salud pública. Ha realizado investigaciones de laboratorio, clínicas y epidemiológicas sobre el tabaquismo, la reducción del daño por tabaquismo y los cigarrillos electrónicos como investigador principal desde 2011. Las discusiones durante el GFN han mostrado que los programas de reducción de daños son más efectivos y humanos, pero son selectivamente atacados, lo que ha disminuido el impacto positivo que logran estos productos.

“El [problema] en muchos otros países donde ponen trabas a la accesibilidad subiendo el costo [de los productos de riesgo reducido] mediante impuestos es que una pequeña proporción de la gente que necesita de estas estrategias ya no van a tener acceso a ellas”, menciona Farsalinos. En este sentido, considera apremiante la discusión sobre una estrategia para incrementar el acceso a la información y brindar educación basada en la ciencia sobre los beneficios del vapeo en relación con el tabaquismo.

Los líos legales

La legislación sobre los productos de nicotina de riesgo reducido es otro tema álgido y tiene uno de los caminos más accidentados. Cecilia Kindstrand-Isaksson, directora de Asuntos Públicos de Swedish Match, una empresa de productos de tabaco sin humo, afirma que “ellos [la Unión Europea] quieren ver más regulación negativa hacia los productos de riesgo reducido, porque allí tendrán que armonizar un poco la situación en la que se encuentra Europa actualmente. Tenemos que ver cómo impulsar la reducción de daños en cada país independientemente”. Cabe aclarar que Swedish Match renunció al negocio de los cigarrillos en 1999 y desde entonces se dedica a ofrecer productos reconocidos como alternativas más seguras a aquellos.

Las políticas actuales, además de las que en un futuro planean aprobarse para la Unión Europea, van en contravía de la intención de lograr una Europa libre de humo en 2040, pues comprometen las nuevas alternativas de riesgo reducido, que juegan un papel fundamental para este tipo de metas.

Al respecto, Kindstrand-Isaksson menciona que “la reducción de daños del tabaco llegó para quedarse porque los consumidores tienen derechos. Estamos del lado bueno aquí, pero va a ser un viaje lleno de baches. Todos debemos ser conscientes de los desafíos que vienen de la Comisión Europea. Si lees los documentos, está claro adónde quieren ir: a una Europa sin tabaco para 2040. [Sin embargo], van en la dirección de equiparar los productos de riesgo reducido con fumar y [buscan la manera de destruirlos]. Tenemos una gran pelea por delante, por lo que es importante seguir defendiendo [el papel de] la reducción de daños en la próxima legislación”.

Una mirada al futuro

Pese a que existen contados casos de países donde los programas de reducción de daños han sido exitosos, el mandato global aún no tiene la intención de voltear la vista hacia un futuro libre de tabaco. Al contrario, se ha generalizado una agenda represiva y excluyente que ha demostrado empeorar situaciones socioeconómicas como el tráfico, el mercado negro.

Ángeles Muntadas-Prim, presidente la Asociación Española de Apoyo a los Vapeadores (ANESVAP) y miembro fundador de INNCO, cree “que la reducción del daño del tabaco es un movimiento revolucionario liderado por los consumidores. Está aquí para el bien y está aquí para quedarse, sin importar qué tipo de legislación esté por venir. No creo los consumidores vuelvan a fumar, ahora hay muchas formas de hacerse con productos de riesgo reducido. Pero, ¿qué pasa con aquellos que todavía fuman y no tienen la oportunidad de probar estos productos?”.

El camino que queda por recorrer exige una lucha incansable por la educación sobre estos nuevos productos, sus beneficios y las propiedades que ofrece la nicotina limpia. Además, debe permitir un acceso más fácil y seguro a estos productos para aspirar a lograr las metas de países sin humo. Aunque la desinformación se ha impuesto en contadas ocasiones para desprestigiar al vapeo, este cuenta con respaldo científico y ha logrado establecerse en varios países como una herramienta para la reducción de los índices de tabaquismo. El recorrido es largo, pero con espacios como el GFN es posible alzar la voz por los derechos, la ciencia y la evidencia en torno a los productos para el consumo de nicotina de riesgo reducido.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Reducción del daño del tabaco: aquí para quedarse se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones