Edit

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Prohibición encubierta: uso de impuestos y regulación para bloquear la reducción de daños

En el noveno Foro Global sobre Nicotina se dio una discusión muy interesante sobre la reducción de daños y cómo esta se ve afectada por las decisiones arbitrarias, sesgadas o exageradas que toman los gobiernos sobre las nuevas tecnologías de nicotina.

Si desea profundizar en las ideas expuestas en el panel, puede hacerlo a través de este video.

El vapeo ha llamado mucho la atención de los gobiernos, desafortunadamente para mal porque han buscado restricciones y prohibiciones que, con desinformación y tácticas par deslegitimar esta tecnología, buscan acabar con el vapeo y la reducción de riesgos por tabaquismo. Ejemplo de esto son las PMTA y el flavor ban en los Estados Unidos, los impuestos desproporcionados en Alemania y muchas regulaciones en el mundo carentes de sentido frente a la evidencia.

En este panel, con la presencia de Norbert Schmidt, Clive Bates, Agnieszka Wyszyńka y Federico N. Fernández, se trataron temas como la sobrerregulación, la persecución fiscal y el daño que estas causan para el desarrollo de programas de reducción de riesgos y daños por tabaquismo.

El lío de la regulación

Norbert Schmidt, desarrollador de software en Alemania, pertenece a la organización alemana de consumidores de vapeo IG-ED desde 2012 y ahora es miembro de la junta y enlace con INNCO y ETHRA. En el panel confiesa que “el problema no son los impuestos, sino cuánto se está gravando con estos. En Alemania, por ejemplo, es extremadamente alto el impuesto, incluso llegando a ser (el vapeo) mucho más costoso que fumar y aún más que los productos de NTR”.

La regulación sobre estos productos novedosos para el consumo de nicotina es necesaria, pero no debe ser excluyente ni hacer inaccesibles los productos de riesgo reducido por parte de los fumadores. En el mundo, la única estrategia que se ha implementado con rigidez y constancia es la de incrementar la base gravable de los impuestos en el tabaco, presumiendo erróneamente que esto persuade al fumador de continuar con su hábito. Sin embargo, se ha demostrado que esto propicia la consolidación de mercados irregulares, productos fuera del radar salubre y fiscal, así como delincuencia organizada para el tráfico del tabaco.

“[El ataque] a los cigarrillos con muy poca nicotina es anticiencia. ¿Por qué estamos atacando a la nicotina? La nicotina es adictiva, pero es lo menos dañino en un cigarrillo. Son los otros subproductos químicos los que están matando a la gente. Pero esta demonización de la nicotina y el apoyo a los cigarrillos con muy bajos niveles de nicotina no ayudan a las personas a entender por qué los cigarrillos son dañinos”, menciona el británico Clive Bates, quien ha tenido una carrera diversa en los sectores público, privado y sin fines de lucro, y quien dirige el último panel del GFN 2022. Entre 1997 y 2003 fue director de Action on Smoking and Health (Reino Unido), haciendo campaña para reducir los daños causados por el tabaco. 

Agnieszka Wyszyńka-Szulc, jefa global de política regulatoria en el equipo de asuntos externos de Philip Morris International (PMI), una compañía tabacalera internacional que trabaja para brindar un futuro libre de humo, opina que “tener regulación es mejor que no tener regulación, y de hecho puede prevenir la prohibición, especialmente hoy en día cuando hay tan poca confianza en productos menos dañinos, ya sea vaporizadores, productos de tabaco calentado o bolsas de nicotina. Hay intentos de prohibir estos productos, pero es mejor regularlos cuanto antes, para evitar también que en el mercado surjan prácticas comerciales irresponsables que luego desencadenen intervenciones que conduzcan a la prohibición”.

Algunas conclusiones

La sobrerregulación y las prohibiciones totales no hacen más que daño al mercado y, por ende, a los consumidores. Propiciar un mercado que no es regulado y que además es ilegal conduce a tener productos de baja calidad que pueden llevar a los consumidores a enfermar, porque estos finalmente tendrán el camino de fumar de nuevo, crear sus propios líquidos o comprar en el mercado negro.

Por esto, Federico N. Fernández, director ejecutivo de Somos Innovación (una alianza latinoamericana a favor de la innovación) y CEO de We Are Innovation (organización hermana de Somos Innovación en Europa), opina que “el punto de partida para esta discusión debería ser que no hay motivos para que estos productos sean ilegales. Entonces deberíamos hablar de regulación, y no deberíamos hacerlo con un sentimiento de pánico. La regulación está bien, solo quiero asegurarme de que un líquido tenga los ingredientes que dice que tiene y no otra cosa”.

Las nuevas tecnologías para el consumo de nicotina se encuentran ampliamente respaldadas por evidencia médico-científica, sin embargo, el interés gubernamental parece no estar alineado con esto, poniendo en vilo la situación de los fumadores. Tangencialmente, parece que los detractores del vapeo en los gobiernos entienden el potencial de esta herramienta, por lo cual han optado por restringir y prohibir tanto directa como indirectamente la venta y consumo de este producto. Pero más allá de la afectación económica, el problema es el riesgo para los programas de cesación tabáquica y la limitada oferta de las herramientas tradicionales, que no son atractivas para el fumador, quien preferirá perpetuar su hábito.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Prohibición encubierta: uso de impuestos y regulación para bloquear la reducción de daños se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones