Edit

PRÓXIMOS EVENTOS

Código promocional: SPEAKER

LANDING PAGES

ARTÍCULO

Lars Ramström: «Mi investigación demuestra que MPOWER no está funcionando como debería»

Una investigación independiente lanzada en el noveno Foro Global sobre la Nicotina muestra que la implementación de las medidas de control del tabaco de la OMS conocidas como MPOWER no tiene una asociación clara con los bajos niveles de mortalidad relacionada con el tabaco en Europa. 

El estudio realizado por el Dr. Lars Ramström y presentado en el Foro Mundial sobre Nicotina (GFN) 2022 muestra que las medidas de control del tabaco de la OMS están fallando y que la reducción de daños funciona. Además, revela que cambiar de fumar a utilizar snus al estilo sueco, un producto de nicotina más seguro, es una estrategia más eficaz para reducir las muertes relacionadas con el tabaquismo. 

La investigación del Dr. Ramström demuestra que la integración de la reducción de daños en las medidas de control del tabaco es la clave para acelerar el abandono del hábito de fumar y salvar millares de vidas. Por lo tanto, hay un sentido de urgencia en que la OMS adopte la reducción del daño del tabaco como parte de su respuesta global para el control del tabaco apoyando el uso de productos de nicotina más seguros para dejar de fumar.

Después de su jubilación como director general de la National Smoking and Health Association (NTS), el Dr. Lars M. Ramström fundó el Instituto de Estudios del Tabaco (ITS), una consultoría independiente con sede en Estocolmo, Suecia, que trabaja con la investigación científica enfocada en el uso y el control del tabaco en red con institutos e investigadores en Suecia y en el extranjero.

El contexto de la investigación 

Desarrollado como respuesta a la naturaleza global de la crisis de salud pública causada por el tabaquismo, el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) que entró en vigor en 2005 fue el primer tratado internacional negociado a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dos años más tarde, la OMS lanzó la herramienta MPOWER, un proceso y mecanismo de monitoreo para implementar el CMCT compuesto por seis medidas de control del tabaco. Con MPOWER se propuso: monitorear el uso del tabaco y las políticas de prevención; proteger a las personas del humo del tabaco; ofrecer ayuda para dejar de fumar; advertir sobre los peligros del tabaco; hacer cumplir las prohibiciones de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco; aumentar los impuestos sobre el tabaco.

En su informe de progreso más reciente, la OMS afirmó que 5.300 millones de personas estaban ‘cubiertas’ por al menos una medida MPOWER al ‘más alto nivel de logro’, pero casi el 30 % de los países que se han adherido al CMCT no han promulgado una sola medida MPOWER. Un análisis más detallado muestra que, de los 49 países sin medidas implementadas, 41 son países de bajos y medios ingresos (PBMI).

Este dato es significativo porque el 80 % de los 1.100 millones de fumadores del mundo viven en PBMI, los países menos capaces de ayudar a las personas a dejar de fumar o a tratar enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Además, el número total de fumadores se ha mantenido sin cambios desde el 2000, a pesar de que las medidas de MPOWER se lanzaron hace 15 años. Esto se debe en parte a la renuencia de la OMS a respaldar la reducción de daños del tabaco, a pesar de que en el CMCT se menciona como el tercer pilar del control del tabaco, junto con la reducción de la oferta y la demanda.

Metodología

Para evaluar la eficacia de MPOWER en la reducción de los ocho millones de muertes anuales relacionadas con el tabaquismo en todo el mundo, el Dr. Ramström ha realizado una investigación original que compara el grado de implementación de las medidas de control del tabaco de MPOWER y las tasas de mortalidad relacionadas con el tabaquismo en toda Europa.

Para ello, utilizó las cifras proporcionadas por la Escala de Control del Tabaco (TCS), una iniciativa conjunta de la Asociación de Ligas Europeas contra el Cáncer y el Instituto Catalán de Oncología, que otorga a cada país europeo una puntuación sobre 100 puntos posibles. Cuanto mayor sea la puntuación, mayor será el nivel de implementación de MPOWER. 

Los datos sobre la mortalidad relacionada con el tabaco se obtuvieron de The Global Burden of Disease (GBD), un estudio epidemiológico integral dirigido por el Institute for Health Metrics and Evaluation de la Universidad de Washington, Seattle. El GBD es una herramienta que cuantifica la salud perdida por cientos de enfermedades, lesiones y factores de riesgo, incluido el consumo de tabaco.

¿Qué muestra la investigación?

Después de analizar los resultados para las mujeres europeas, el Dr. Ramström descubrió que no había correlación entre la mortalidad relacionada con el tabaco y el nivel de implementación de las medidas MPOWER de un país. Esta investigación muestra que, al menos para Europa, el grado en que un país ha adoptado e implementado MPOWER no influye en la reducción del número de mujeres cuyas muertes son atribuibles al tabaco.

Al observar los datos de los hombres de Europa, el Dr. Ramström tampoco encontró una relación fuerte entre las políticas de control del tabaco y la mortalidad relacionada con el tabaco. De hecho, solo el 11 % de la variación en la mortalidad podría explicarse por el nivel de implementación de las medidas MPOWER.

En algunos países como el Reino Unido, Irlanda, Islandia y Francia, la baja mortalidad relacionada con el tabaco entre los hombres se vinculó con un alto nivel de implementación de MPOWER. Para estos países, alrededor de 100 de cada 100.000 fueron atribuibles al tabaco (frente a más de 350 para Ucrania y poco menos de 300 para Rusia), mientras que sus puntajes TCS estaban entre 70 y 80. Pero en otros, como Alemania y Suiza, se observó la misma baja tasa de mortalidad relacionada con el tabaco (alrededor de 100 muertes por cada 100 000), a pesar de que estos países implementaron MPOWER a niveles mucho más bajos (tanto Alemania como Suiza tuvieron puntajes TCS de alrededor de 40, la mitad de la puntuación del Reino Unido de 80).

La investigación del Dr. Ramström también destaca el impacto positivo de la reducción de daños mediante el uso de productos de nicotina más seguros en las tasas de mortalidad relacionadas con el tabaquismo.

Los dos países con la mortalidad más baja relacionada con el tabaco para los hombres fueron Suecia y Noruega. En estos dos países, una gran proporción de fumadores varones han pasado de los cigarrillos al snus al estilo sueco, un producto de nicotina de bajo riesgo que está disponible gratuitamente en ambos pero cuya venta está prohibida en la UE, excepto en Suecia. Por lo tanto, si bien el puntaje TCS de Suecia está por debajo del promedio (alrededor de 52), ha logrado una tasa más baja de mortalidad relacionada con el tabaco que todos los países que tienen niveles más altos de implementación de MPOWER, con excepción de Noruega.

La eficacia de los productos de nicotina más seguros para reducir la mortalidad relacionada con el tabaco se demuestra aun más mediante la comparación entre los hombres de Suecia, que han adoptado el snus en gran número, y las mujeres, que no han cambiado tan fácilmente. A pesar de estar expuestas al mismo nivel de implementación de las medidas MPOWER, la mortalidad relacionada con el tabaco entre las mujeres suecas estuvo por encima del promedio en comparación con las mujeres del resto de Europa, mientras que los hombres suecos y noruegos compartieron las tasas más bajas de mortalidad relacionada con el tabaco en todo el continente.

¿Cuál es la clave?

Hablando sobre sus hallazgos, el Dr. Ramström dijo:

“Mi investigación demuestra que MPOWER no está funcionando como debería en Europa. También muestra que cambiar al snus al estilo sueco es una estrategia más eficaz para reducir la mortalidad relacionada con el tabaco que las medidas de control del tabaco respaldadas por la OMS.

“La clave para reducir la mortalidad relacionada con el tabaco es la reducción de los daños causados ​​por él a través de la transición de cigarrillos combustibles a productos de nicotina más seguros, lo que debe ser más fácil para las personas que fuman. Estos incluyen no solo snus al estilo sueco, sino también vaporizadores, bolsas de nicotina sin tabaco y productos de tabaco para calentar.

“En el futuro, la OMS y otros deben prestar atención a la ciencia moderna. Necesitan pasar de rechazar la reducción del daño del tabaco a promoverla. Los gobiernos también pueden desempeñar su papel mediante la adopción de tasas impositivas que hagan que los productos de bajo riesgo sean más baratos que los cigarrillos y se debe anular la prohibición del snus en la UE”.

Gerry Stimson, profesor emérito del Imperial College London y cofundador del Foro Global sobre la Nicotina, comentó los hallazgos del Dr. Ramström:

“El paquete estándar de intervenciones para el control del tabaco recomendado por la Organización Mundial de la Salud, promovido a través de su programa MPOWER, no está funcionando. Como deja en claro la investigación del Dr. Ramström, existe una correlación cercana a cero entre la implementación de MPOWER y la mortalidad relacionada con el tabaco.

“La adopción de una nicotina más segura es una intervención de bajo costo que reduce el tabaquismo, mientras que el paquete estándar recomendado por la OMS a los gobiernos de todo el mundo no lo es. La OMS y todos los gobiernos deben seguir la evidencia sobre la reducción de daños para darse cuenta del enorme potencial de los productos de nicotina más seguros, cuya disponibilidad puede ayudar a dejar de fumar.

“Los hallazgos del Dr. Ramström también agregan más peso a nuestros llamados para que la OMS actualice su política de implementación MPOWER para reconocer la importancia de la reducción del daño del tabaco. Para hacer esto, la estrategia MPOWER debe incorporar elementos adicionales, convirtiéndose en una estrategia EMPODERADA (EMPOWERED), con el compromiso de ‘Involucrar a las comunidades afectadas’, ‘Animar a los fumadores a cambiar a productos de nicotina más seguros’ y ‘Entregar información precisa sobre alternativas más seguras’«.

La reducción de daños es un enfoque de salud pública basado en evidencia que consiste en políticas, regulaciones y acciones pragmáticas para reducir los riesgos para la salud, por ejemplo, brindando acceso a formas más seguras para consumir productos o sustancias. Las personas fuman para usar nicotina, y fumar es la principal causa de enfermedades no transmisibles en el mundo, con un estimado de ocho millones de muertes relacionadas con el tabaquismo cada año. La nicotina no causa cáncer. Pero cuando el tabaco se quema, libera miles de sustancias químicas tóxicas, muchas de las cuales son cancerígenas y se inhalan en forma de humo.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

La entrada Lars Ramström: «Mi investigación demuestra que MPOWER no está funcionando como debería» se publicó primero en VAPING TODAY.

Subscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones para estar al tanto de nuestras acciones